La Unión europea sufre por un exceso de regulación

La República Checa y su primer ministro Mirek Topolanek tomarán el relevo de Francia a la cabeza de la presidencia rotatoria de la Unión Europea. A partir de enero de 2009, los checos tendrán que conquistar la confianza de sus socios europeos. Algunos de ellos creen que los nacionalistas checos serán un obstáculo a la acción de Praga al frente de los 27. Con el Tratado de Lisboa en un punto muerto institucional, Mirek Topolanek tendrá que defenderse frente a los euroescépticos checos al tiempo que lidera la UE de manera eficiente.Duración 7:37