Segundo mano,negocio de primera

En el conocido como «Mercado Madagascar» de Camerún, en África occidental, la ropa de segunda mano procedente de Europa es parte habitual del amplío surtido de productos que se oferta a los compradores.

* El mundo desarrollado deshecha cientos de miles de toneladas de ropa al cabo del año

* UNOS VIEJOS PANTALONES VAQUEROS PUEDEN GENERAR PUESTOS DE TRABAJO

* La ropa es reciclada y transformada en fibras nuevas

El mundo desarrollado, de amplio consumo, deshecha cientos de miles de toneladas de ropa al cabo del año. En Alemania, por ejemplo, son recogidas unas seiscientas mil toneladas anuales que suelen ser donadas a entidades de caridad. Muchas de las prendas son puros andrajos o están casi destrozadas.

La mayor parte de las personas que donan la ropa que ya no quieren no saben realmente lo que ocurre después con ella. La ropa es reciclada y transformada en fibras nuevas.

Una empresa de reciclaje de textiles, cuya base está en Hamburgo, ha adquirido los derechos de utilización de las prendas entregadas a la beneficencia por un determinado precio por kilo. De esta manera, una donación de ropa se convierte en una donación en dinero.

Las prendas de punto usadas son habitualmente recicladas en Prato, ciudad industrial de Toscana, conocida por su producción textil. El proceso de convertir tejidos desechados y ropa vieja procedente de todas partes del mundo en ropa nueva tiene una larga tradición en esas tierras.

Sin embargo la exportación de tejidos de lana usada es sólo una pequeña parte del negocio. En una fábrica de reciclado de textiles de Bremerhaven, treinta y tres toneladas de ropa de segunda mano pasan casa día por la planta de clasificación. Sólo si la mitad de esta ropa sirve para ser exportada, la operación es comercialmente rentable.

Entre un cinco y un diez por ciento, dependiendo del origen y la calidad de las prendas seleccionadas, va predominantemente a Europa del Este, Rusia, Ucrania, y Kazajistán

VER documental de Documentos TV:



www.Tu.tv